El desembolso inicial que pueden provocar la compra de una instalación de paneles solares puede hacernos dudar sobre la rentabilidad  económica que puede suponer para la vivienda, puesto que se trata de una inversión costosa que no se sabe hasta cuando esa recuperación monetaria será efectiva.

Sin duda alguna, el mejor momento para disponer de un equipo fotovoltaico es ahora, debido a que los precios en el mercado de los sistemas solares se han ido poco a poco regularizando y adaptándose a las necesidades económicas de la gente. Es decir, su accesibilidad, en estos momentos, es mayor para un grupo social con capacidad adquisitiva media. La media para amortizar se sitúa en sobre los 10 años. No obstante, este periodo puede variar dependiendo de su nivel de uso.

Aun así, teniendo en cuenta de que las placas fotovoltaicas no precisan de un mantenimiento exhaustivo y que su vida media es de 30 años, su rentabilidad no solo es útil, sino que garantiza de verdad el reembolso a lo largo de todo el tiempo.

Si la preocupación económica es mayor, es importante saber que existen ayudas y subvenciones que ofrecen las autoridades. Con el objetivo de fomentar las prácticas del autoconsumo, el Gobierno destina parte del presupuesto a financiar proyectos de energía solar, y que pueden ir entre los 3.000 euros y los 5.000 euros. Todo depende de la instalación que se lleve a cabo y la importancia que cada Comunidad Autónoma le otorgue a este tipo de beneficios.

¿Porqué es rentable la energía solar?

La energía solar, como su propio nombre indica, recoge la radiación del Sol, una fuente de energía gratuita e inagotable que procede de la naturaleza, para transformarla en consumo eléctrico para el hogar. La gran ventaja de estos equipos es que independizan por completo a los usuarios de la red eléctrica convencional. Es decir, en el momento en el que el usuario desee volver de nuevo a restablecer el servicio, tan solo debe llamar a la empresa comercializadora para dar de alta la luz

Por otro lado, en el caso de que se trate de un piso de alquiler o el propietario vaya a vender el piso, funciona al igual que los sistemas de red común: se realiza un cambio de titular para que se restablezcan los datos y la domiciliación bancaria. Los equipos solares, además, aumentan la calificación en el Certificado de Eficiencia Energética que se debe emitir de manera obligatoria a todos los interesados en la compraventa del inmueble.

¿Cómo se obtienen la rentabilidad en los sistemas de energía solar?

Esta tecnología se adapta a todos los tipos de vivienda hábiles, por lo que no es para una tarea difícil de analizar:

  • En naves industriales de grandes dimensiones se pueden alquilar los paneles para economizar gastos. 
  • En las viviendas vacacionales o que se encuentren a las afueras de la metrópolis, en áreas rurales, compensa que se instale un sistema fotovoltaico en los exteriores con generador eléctrico.

En cambio, en aquellas viviendas que ya disponen de una variedad de suministros a su disposición porque se localizan en el centro de la ciudad, lo mejor es contar con un sistema fotovoltaico que se conecte a la red eléctrica.

La rentabilidad de los paneles solares ante la inversión inicial para una economía doméstica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *