El proveedor Y ha vendido a la empresa X un sofá por 2 000 euros brutos. Pero, además, han negociado la aplicación de un descuento del 3 %, siempre que la deuda se salde en 14 días.

Es decir, esta negociación tiene lugar antes de emitir la factura y, por tanto, aparece incluido en ella. El importe del descuento se calculará tomando los 2 000 euros brutos que cuesta el sofá:

3 % de 2000 = 60 euros (importe del descuento)

2000 – 60 = 1940 euros (importe con descuento en efectivo, base imponible)

En el momento en el que se modifica el bruto, esto también afecta a la base imponible sobre la que se va a aplicar el impuesto. Si suponemos que en este caso es el IVA la única carga impositiva aplicable, descubrimos que el importe total de la factura es de 2 347,40 euros.

1940 x 21 % = 407,4  (IVA de la factura)

1940 + 407,4 = 2347,4 (total neto de la factura)

De acuerdo con el PCG esta operación se registra con el asiento (700) Ventas de mercaderías. A ello hay que añadirle el asiento del IVA repercutido por el proveedor, el (477). Ambos asientos se incluyen en el “Haber”. En el “Debe” se indica la cantidad íntegra que el cliente (430) abona.

Source

Los descuentos en contabilidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *